Provinciales

Ahora el presidente de Filipinas se compara con Hitler y dice que sería “feliz de exterminar a millones de drogadictos”

Nota principal

Ahora el presidente de Filipinas se compara con Hitler y dice que sería "feliz de exterminar a millones de drogadictos"

Así respondió a las críticas de la comunidad internacional por su violenta guerra contra las drogas.

Después de insultar a varios líderes mundiales, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, no dudo en compararse con Adolf Hitler y a su sangrienta guerra contra las drogas con el Holocausto al asegurar que estaría "feliz de exterminar" a millones de drogadictos para "poner fin al problema" en el país.

"Hitler masacró a tres millones de judíos. Pues hay tres millones de drogadictos [en Filipinas]. Estaría feliz de exterminarlos", dijo en un discurso el viernes por la mañana.

"Mis víctimas, me gustaría que fueran todos criminales para acabar con el problema de mi país y salvar a la próxima generación de la perdición", concluyó.

Duterte llegó a la presidencia con la promesa de acabar con la droga y la delincuencia en los primeros seis meses de mandato, y desde entonces instó en numerosas ocasiones a la Policía y los ciudadanos a matar a narcotraficantes y consumidores de drogas.

MÁS DE 3.000 MUERTOS

Se estima que desde su investidura el 30 de junio, más de 3.000 personas murieron asesinadas por policías y milicias ciudadanas.

Numerosas organizaciones de defensa de los derechos humanos y gobiernos occidentales criticaron duramente esta política y su comparación con Hitler, cuya campaña para eliminar a los judíos en Europa dejó seis millones de muertos al final de la Segunda Guerra Mundial, desató todavía más condenas.

"Estas declaraciones son repulsivas y el presidente Duterte tiene que retractarse y pedir disculpas", dijo el presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, en un comunicado.

Pero es poco probable que lo haga. Duterte es un personaje polémico – no dudó en llamar "hijos de puta" al presidente de EEUU Barack Obama y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon o a tildar de "inútil" la ONU- y se asume como tal.

El mandatario filipino también criticó a la Unión Europea y a Estados Unidos, denunciando su inacción en la crisis migratoria.

"Ustedes, Estados Unidos y la Unión Europea, pueden llamarme como quieran, pero yo nunca me he metido en la hipocresía como ustedes", dijo.

"Los migrantes huyen de Oriente Medio. Los dejan pudrirse y ¿se preocupan por la muerte de 1.000, 2.000, 3.000 personas?", preguntó.

Todo Noticias Todo Noticias Ver comentarios

Cerrar