fbpx
Provinciales

Cómo tus amigos pueden ayudarte a bajar de peso

Nota principal

Cómo tus amigos pueden ayudarte a bajar de peso

Si estás pensando en sacarte de encima algunos kilitos, científicos estadounidenses te aconsejan buscarte amigos más delgados.

AMISTADES. Según el estudio quienes sumaron amigos más flacos eran más propensos a bajar de peso.

Puede que suene superficial, pero si estás pensando en bajar de peso, un grupo de científicos te aconsejan buscarte amigos flacos.

En general, esto no suele ocurrir dado que las personas que tienen sobrepeso tienden a juntarse con amigos de mayor talla, dice Matthew Andersson, profesor e investigador en la Universidad de Baylor en Waco, en Estados Unidos. La explicación que da es que, posiblemente, tanto ellos, como quienes sufren obesidad, tienen menos prejuicios y se sienten más cómodos a la hora de juntarse con gente de más peso.

De hecho, existen estudios anteriores (como uno realizado por la Escuela de Medicina de Harvard) que establecen que tener amigos obesos aumenta las posibilidades de volverse obeso, como si fuese un “efecto contagio”.

En el estudio dirigido por Andersson, los investigadores analizaron la información de una encuesta de Gallup hecha a más de 9300 personas de entre 18 y 65 años en los Estados Unidos. Se les preguntó a los participantes si querían perder, ganar o mantener su peso, y quiénes eran las cuatro personas con las que pasaban la mayor parte del tiempo, ya sea un amigo o pariente, y cómo era su masa corporal (si eran más delgadas, pesadas o tenían el mismo peso que ellos).

Los resultados mostraron que la gente que sumó a sus amistades personas más flacas durante ese año eran más propensas a bajar de peso. Según datos del estudio, cada 100 nuevos vínculos con amigos más delgados, la persona bajaba en promedio 0,3 kilos. En tanto, cada 100 interacciones con gente de mayor peso, había un aumento de 0,04 kilos.

Los investigadores advierten que estos resultados no son para que ahora uno se deshaga de los amigos que pesan más que uno, dado que el estudio presentó algunas limitaciones que hay que resolver y se desconoce qué hacen los encuestados con sus vínculos. "Podrían ser salir a comer o hacer gimnasia. Simplemente, no lo sabemos", concluyó Andersson.

Todo Noticias TN Salud Ver comentarios

Cerrar