Informativo

EL MINISTERIO DE PRIMERA INFANCIA Y ROTARY CLUB BRINDAN CONTENCIÓN A NIÑOS JUDICIALIZADOS

Autoridades de ambas partes rubricaron un acuerdo para ampliar la alianza estratégica e institucional para extender la colaboración con el Complejo Casa del Niño “Padre Gualterio Ansaldi” que alberga a decenas de niños menores de cinco años que atraviesan por situaciones que ponen en riesgo o vulneran sus derechos.

El Ministerio de la Primera Infancia y El Rotary Club Tartagal trabajan juntos para brindar asistencia y contención permanente a niños de la zona norte de la provincia que, por diversas razones, fueron puestos al resguardo del Estado. Esta semana autoridades de ambas partes rubricaron un acuerdo para ampliar la alianza estratégica e institucional que une al Ministerio y al Rotary Club desde hace años.

Gracias a este acuerdo las puertas del Complejo Casa del Niño “Padre Gualterio Ansaldi” continuarán abiertas. Este espacio este espacio está ubicado en la intersección de Maestro Tapia Garzón y Pasaje Profesor Louza en la ciudad de Tartagal. El predio cuenta con cinco casas, un salón de usos múltiples, dos oficinas, una sala de estimulación infantil y un jardín recreativo.

Allí se albergan a decenas de niños menores de cinco años que atraviesan por situaciones que ponen en riesgo o vulneran sus derechos. En la mayoría de los casos los niños son víctimas de abandono, violencia o abusos, por lo que la Justicia interviene y aparta a los niños o niñas de sus familias para resguardar su integridad física y psíquica.

El convenio forma parte del plan de acción del Programa de Sistemas Alternativos dependiente de la Secretaría de Niñez y Familia. La rúbrica  extiende por un año más la cesión del predio al Ministerio de la Primera Infancia. El documento fue rubricado por el ministro Carlos Abeleira, el Secretario de Niñez y Familia Rodrigo Fernández, el presidente del Rotary Club Ernesto Restom.

“A través de este acuerdo de cooperación podremos fortalecer los servicios y beneficios terapéuticos e inclusivos y la asistencia integral que brindamos a niñas y niños de la zona que son víctimas de diversos tipos de violencia”, aseguró el secretario Fernández. “

El Rotary Club es una organización internacional cuyo propósito es prestar servicios humanitarios en sus comunidades vulnerables, contribuyendo a fomentar la buena voluntad y la paz en el mundo. En muchos puntos del planeta lleva a cabo proyectos para abordar problemas globales como el analfabetismo, las enfermedades, la pobreza y el hambre, la falta de agua potable y el deterioro del medio ambiente, entre otros.

Desde Primera Infancia se informó que, en Tartagal, el hogar cuenta con un equipo de profesionales y cuidadores que tienen a su cargo el cuidado de los niños. Allí los chicos reciben las 24 horas contención y asistencia médica, psicológica, pedagógica y nutricional. Además, cada niño es inscripto en las instituciones que corresponden para cursar su trayecto de educación formal.  En algunos casos los niños realizan actividades extracurriculares y forman parte de los talleres de estimulación, desarrollo infantil, juego y música que brindan los profesionales en el hogar.

Cerrar