fbpx
Sin categoría

J Balvin adapta el sonido global

Crédito: AP.

J Balvin – Energía

Capitol Latin/Universal – 4 estrellas

Hace un año, J Balvin tomaba las radios por asalto con un grito fuerte y claro: "Si necesita reggaetón, dale". "Ginza", el tema en cuestión, se convirtió en el hit más grande del género desde "Gasolina" de Daddy Yankee, y en el camino renovó un estilo: el track dialoga de igual a igual con el digitalismo brumoso y minimal del hip-hop y el R&B manufacturados hoy en Estados Unidos.

El segundo disco de Balvin para un sello grande, Energía, hace de ese crossover su razón de ser. "Veneno" es un trap oscuro que remite a Drake, al igual que "Snapchat", la respuesta latina a "Hotline Bling". En "Bobo", el colombiano se prueba como rapero y triunfa ("El es un be-o-be-o/Yo solo veo, veo/Como te pierdes en deseo") y deja una melodía flotante de la-la-las impregnada en el hipotálamo. "Safari" tiene la base seca y percusiva que Pharrell patentó con los Neptunes, y es el propio autor de "Happy" el que pone su voz. ¡En español! Esa determinación de Balvin para adaptar el sonido global a su idioma, y no a la inversa, hace que el cruce entre ambos universos no resulte forzado, y redefine lo que significa en 2016 ser un artista latino y urbano en el corazón de la industria.

Lucas Garófalo

Cerrar