Informativo

REFINOR: PREOCUPACIÓN POR LA FALTA DE GAS. PELIGRAN 500 PUESTOS DE TRABAJO

Los volúmenes bajaron de 18 millones a 6 millones de m3. Corre riesgo el trabajo de 500 operarios de alta calificación.

Por una decisión de la ex Empresa estatal Integración Energética Argentina SA (ex-Enarsa) hace un par de meses que el complejo Campo Durán ubicado en la localidad homónima en el norte de la provincia y que opera la petrolera Refinor, dejó de recibir 12 millones de metros cúbicos de gas que ingresaban desde Bolivia.

Solo 5 millones aportan los yacimientos propios de la cuenca del NOA y un volumen similar ingresa actualmente desde Bolivia; pero con esa ecuación la destilería de Campo Durán no estaría en condiciones de mantener su dotación de personal de casi 500 operarios de alta calificación porque le falta materia prima para procesar.

El complejo Refinor tiene una capacidad de procesamiento de 20,35 millones de m3 por día de gas para obtener los subproductos propano, butano y GLP. Pero sin materia prima suficiente la preocupación va en escalada por lo que pueda suceder con todo su personal.

“Estamos discutiendo esto porque en dos años ya no vamos a necesitar el gas de Bolivia, ni nada, pero entendiendo que hay un contrato a largo plazo estamos tratando de ajustarlo a algo que sea bueno para los dos países (sic)”.

En esos términos se expresó hace algunas semanas el secretario de energía de la Nación Javier Iguacel en ocasión de la finalización del contrato con el buque regasificador montado en Bahía Blanca; el funcionario de la cartera de energía estimó, además, que las importaciones del sector gasífero se achicarán en un 50% en 2019.

Sustentado en el desarrollo del megayacimiento no convencional Vaca Muerta (Neuquén, Río Negro) que produce unos 70 millones de metros cúbicos por día, el Gobierno de la Nación apunta al ambicioso plan del autoabastecimiento energético. Pero el complejo norteño de Campo Durán que hasta hace dos meses recibía unos 18 millones m3 por día desde Bolivia necesita esos volúmenes para poder operar ya que los pozos del NOA apenas llegan a rozar los 5 millones.

 

Negociaciones contrarreloj

Sebastián Barrios, secretario general de los trabajadores de la industria del petróleo y el gas y operario del Complejo Refinor, quien a mediados de semana mantuvo una nueva reunión en Tucumán con la alta gerencia de Refinor, precisó: “La mayor preocupación pasa por garantizar las fuentes de trabajo. En Refinor trabajan 483 personas pero si no hay materia prima -en este caso el gas natural para su industrialización en el complejo- la situación es muy preocupante. No queremos levantar falsas alarmas pero la situación de crisis es cuestión de sentido común”, precisó el sindicalista.

Menos compras a Bolivia

Barrios recordó que “hace algunos semanas, todos lo escuchamos al secretario de Energía de la Nación anunciando que cada vez van a ser menores las compras de gas a Bolivia porque nuestro país está en la búsqueda del autoabastecimiento, cosa que como argentinos y como conocedores de esta industria celebramos”.

“Lo que me pregunto es que si dejamos de comprarle a Bolivia, cuando no hay ninguna reactivación en la cuenca del NOA, de dónde vamos a sacar el gas para procesarlo en Campo Durán. Enarsa ya tomó la decisión de comprarle menos gas a Bolivia y de los 18 millones ahora están ingresando 5; la cuenca del NOA produce menos de ese volumen pero el complejo necesita más gas para funcionar”, detalló Barrios.

Lo que dice Refinor sobre el tema

Los volúmenes enviados bajaron de 18.000.000 a 6.000.000 m3 por día.

Flavia Jaime, gerente de Recursos Humanos de Refinor consultada por El Tribuno explicó que “Quien está renegociando con Bolivia es IEASA (ex Enarsa) el acuerdo de importación de gas que vence en el año 2026. Del resultado de esa negociación podremos definir el impacto para Refinor”. En referencia a las bajas en el envío de gas boliviano, Jaime precisó que “Los volúmenes enviados bajaron de 18.000.000 a 6.000.000 m3 por día, mientras el complejo para su normal funcionamiento requiere de 20.350.000 m3/día”.

Sobre si Refinor considera lógica la preocupación que expresa el gremio petrolero por las fuentes de trabajo, la gerente de RR HH respondió: “Esta situación sí podría tener impacto en el empleo de la región”.

El sindicalista Barrios explicó que “en la última reunión que tuvimos en Tucumán en las oficinas centrales, la gente de Refinor nos dio una respuesta que no fue para nada alentadora. Lo que quedó en claro es que tratarán de comprarle gas excedente de su consumo interno a Bolivia; se trata de una carga líquida de la planta Gran Chaco para procesarla en las dos plantas de gas del complejo Campo Durán. En la planta Gran Chaco se está haciendo ese mismo procesamiento para la industrialización del gas pero afortunadamente la demanda interna del sur boliviano está prácticamente cubierta de manera que lo que podría comprarle Refinor a Gran chaco sería ese excedente. La gente de Refinor está haciendo precisamente esas gestiones según nos explicaron en esa reunión”.

 

Años de la misma forma

En diciembre de 2015 -un año después de inaugurar una termoeléctrica para la generación de energía eléctrica- el presidente Evo Morales dejaba inaugurada la planta de procesamiento -separación- de gas Gran Chaco, construida a pocos kilómetros de la localidad fronteriza de Yacuiba.

Con una inversión de 700 millones de dólares y una capacidad de procesamiento de 32 millones de metros cúbicos de gas por día, fue construida por la internacional Técnicas Reunidas. Desde entonces los representantes sindicales ya venían advirtiendo las dificultades que se presentaría para Campo Durán ya que el gas de los pozos del sur de Bolivia que producen 32 millones de metros cúbicos de gas por día podía perfectamente abastecer a Gran Chaco y no necesitarían enviar el gas natural para su industrialización en Argentina, particularmente a Campo Durán.

Barrios, al referirse a la preocupación por la falta de gas, explicó: “Para que la opinión pública tenga una idea, para garantizar el normal funcionamiento del Complejo Refinor necesitamos por lo menos 12 millones de metros cúbicos diarios más de gas que los 5 que producen los pozos del NOA. Y para el 2019 no hay planes de inversión de tanta envergadura; ojalá Argentina pudiera autoabastecerse pero que todas las cuencas como la nuestra pueda aumentar su producción. Pero los esfuerzos, el interés y las inversiones están puesta en Vaca Muerta y de ahí el gas no va a llegar a Campo Durán para ser industrializado y para garantizar los puestos de trabajo, es una obviedad”.

 

Qué comprende Refinor

Refinor es el único sistema logístico integrado del downstream y del Gas Licuado de Petróleo, que parte de la captación de Petróleo y Gas Natural de la cuenca del noroeste argentino y de Bolivia, hasta la llegada a los mercados del norte y centro del país. El Complejo Campo Durán, Poliducto y Plantas abarcan a las operaciones que van desde el norte de Salta, pasando por Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe. La refinería de Campo Durán es el centro neurálgico donde se recibe petróleo crudo, condensado y gas natural, provenientes de la cuenca del noroeste y de Bolivia. El descargadero está ubicado en la localidad de Aguaray y capta la mayor cantidad de crudo pesado proveniente de los aportes de los yacimientos Guardián, Proa, Chivil, Vinalar, Palmar y Yatasto, entre otros. Este crudo se procesa en la planta de destilación atmosférica (Topping) y se transforma en nafta virgen, gasoil y crudo reducido.

FUENTE: EL TRIBUNO

 

 

 

 

 

Cerrar