fbpx
POLICIALES

Cinco mujeres y un bebé víctimas de trata de personas


Una de las víctimas ocultó un celular y logró comunicarse con su familia y luego con los gendarmes. Explotadas sexualmente por una organización trasnacional, estaban cautivas en un prostíbulo boliviano.


Cinco salteñas y un bebé fueron rescatados de una organización trasnacional de trata de personas, estaban cautivas en un prostíbulo de la ciudad boliviana de Potosí. El dueño del lugar y su esposa fueron detenidos, como en la histórica causa del secuestro de más de 240 plantas de marihuana que se realizó hace unos días en el sur de Salta, en esta oportunidad la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales «Salta», de la Gendarmería Nacional, volvió a llevar a cabo un exitoso procedimiento.

Las jóvenes eran maltratadas y explotadas sexualmente, ultraje que los tratantes llevan a cabo una vez que sobre las víctimas recae el poder de una organización de ese tipo. Estaban en cautiverio en el interior de un prostíbulo llamado Casa Blanca, en Potosí, lugar donde se supone llegaron en algunos casos engañadas, y en otro por la fuerza, escenario del horror donde además de las cinco salteñas, había al menos cuatro mujeres más oriundas de otros países.
Los investigadores de las fuerzas nacionales lograron llegar hasta el lugar gracias a la audacia y la imperiosa necesidad de la madre de un bebé de meses, quien como pudo logró esconder un teléfono celular y contactarse con su familia domiciliada en esta provincia. Tras los mensajes recibidos, la familia inmediatamente se comunicó con los gendarmes el jueves por la madrugada, desde donde se informó sobre el hecho a la Unidad Fiscal Federal a cargo del doctor Francisco Santiago Snopek, junto a su auxiliar fiscal Roxana Gual.

Los investigadores se constituyeron en el domicilio de la familia de la víctima, donde advirtieron que la mujer tenía un aparato telefónico en su poder. Desde ese momento y hasta su rescate los sabuesos de Gendarmería mantuvieron contacto con la joven madre hasta su rescate, guiándola y recabando información de todo tipo. A través de la geolocalización lograron ubicar con exactitud el lugar donde se encontraba en la ciudad del vecino país.

Cada vez que pudo, la mujer cautiva en un prostíbulo boliviano a través de mensajes directos de WhatsApp fue describiendo el lugar, las personas que se encontraban en el interior como los tratantes y otras víctimas. La separaron de su bebé y solo lo podía ver cuando se lo llevaban para que lo amamantara, según contó la víctima el niño había quedado a cargo de la cuñada de la dueña del lugar. Entre la información que brindó identificó a los presuntos tratantes y sus perfiles de Facebook, además de un número de celular que otra de las víctimas en cautiverio tenía escondido. Los investigadores de la Gendarmería Nacional estuvieron en contacto con ambas víctimas.

El jueves cerca de las 7 una de las víctimas se contactó con personal de la división Antitrata de la Gendarmería Nacional para comunicarle que había logrado fugarse con otras dos víctimas más y su bebé. Antes de salir del prostíbulo, las mujeres lograron sortear con éxito un hecho de violencia. Monitoreadas por los uniformados, las salteñas se dirigieron hasta la terminal de ómnibus para trasladarse hasta Villazón, Bolivia, la intención era cruzar el límite internacional Paso La Quiaca.

El fiscal Snopek y su auxiliar fiscal, Roxana Gual, coordinaron acciones a los fines de que el cónsul de Argentina en esa ciudad, Gabriela Gilistro, asistiera a las víctimas, mientras que a la par se realizaron gestiones con la Dirección Nacional de Migraciones para su repatriación, lo que se concretó el jueves en horas de la noche.

“Allanamientos”

Siguiendo con la veloz y fructífera investigación, el fiscal penal de Potosí efectuó una serie de allanamientos tanto en el prostíbulo donde se encontraban las víctimas salteñas y de otros países. A raíz de las acciones empleadas y desarrolladas por los investigadores bolivianos se logró la localización y el rescate de dos mujeres más, ambas oriundas de esta provincia. Además, las autoridades de Bolivia, autorizaron a la detención de los sospechosos, una pareja dueña del lugar.


«Sobre las tareas realizadas, el fiscal Snopek agradeció la intervención de las áreas de Coordinación Internacional, como así también de Protex, a cargo de la fiscal Alejandra Mángano, quien trabajó codo a codo con la Unidad Fiscal Salta a fin de rescatar y repatriar a las víctimas de trata. Por último, informó que las cinco mujeres y el menor de edad rescatado, son asistidos por la Oficina de Rescate de Víctima de Trata, del Gobierno provincial», informaron desde el Ministerio Público Fiscal.
                                                                      

  FUENTE Videotar.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar