fbpx
ProvincialesSin categoría

Con la nueva ley de coca, los cocaleros no pagan impuestos

Conosur

25/02/2017 Bolivia

Con la nueva ley de coca, los cocaleros no pagan impuestos

Luego de sancionada la nueva ley de coca, el ministro de Desarrollo Desarrollo Rural, César Cocarico, defendió la anulación del cobro de impuestos a los cocaleros en la nueva ley general de la coca que amplía la siembra de 12.000 a 22.000 hectáreas.

El funcionario dijo que lo hicieron para tranquilizar a los cocaleros de Yungas, que se opusieron al tributo. “Después vamos a trabajar el tema de impuestos, no era conveniente tratarlo en ese momento por el conflicto, pero hay que discutir, tenemos que ver si el impuesto será al productor o al comercializador; eso lo haremos, no ahora, pero se hará”, dijo Cocarico, citado por el diario El Deber.
En cambio, el ex presidente de las seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, dijo que los productores de esa región están dispuestos a pagar un impuesto al Estado, a diferencia de los cocaleros de Yungas. En declaraciones reflejadas en el diario La Prensa, dijo que "las seis federaciones de Cochabamba en su integridad, estamos dispuestas a pagar nuestros impuestos sobre la hoja de coca".
El Senado de Bolivia sancionó el viernes una nueva ley de coca que autoriza la siembra de 22.000 hectáreas, unas 2.000 más que las contempladas inicialmente en el proyecto, incrementando así en un 83% la superficie destinada al cultivo legal de coca en el país.
La nueva ley autorizará la producción de hasta 22.000 hectáreas de cultivos de coca, 14.300 en la región de los Yungas La Paz y 7.700 en el trópico de Cochabamba, bastión político del presidente Evo Morales.
La medida supone un aumento de casi el doble de las hectáreas de producción del país, ya que la actual ley antidrogas de 1988 autorizaba el cultivo de 12.000 hectáreas de coca.
La norma está basada en el acuerdo logrado el jueves entre las autoridades y los productores de coca de las Yungas, quienes protagonizaron la última semana protestas duramente reprimidas por la Policía en La Paz para exigir una distribución de nuevas áreas de producción.
"Lo importante ha sido el desatanizar a la hoja de coca, descriminalizarla, liberarla. Estamos hablando de una hoja noble, sagrada, que no merecía estar siendo estigmatizada de la forma en la que fue durante estos casi 30 años", declaró el presidente del Senado, Alberto Gonzales.
El presidente Morales deberá promulgar la nueva ley en un acto público, que aún no cuenta con una fecha definida.
El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, dijo que la nueva normativa dejará un excedente de unas 6.000 toneladas de coca, el cual será industrializado para exportar a países como Ecuador y Argentina. Este superávit de producción generó críticas de la oposición.
"No estamos de acuerdo con aumentar la producción. Según los estudios, con 14.000 hectáreas es suficiente. Somos no solo un país de tránsito, sino productor (de cocaína), por lo tanto, debe tratarse con más seriedad el tema", dijo el diputado opositor Wilson Santamaría.
Un estudio del consumo de coca en Bolivia, financiado hace cinco años por la Unión Europea (UE), estableció que una producción de 14.000 hectáreas era suficiente.
Si bien la hoja de coca es el principal ingrediente para elaborar cocaína, los habitantes de la región andina la mascaron o tomaron como té durante siglos por sus propiedades medicinales. De hecho, la planta es considerada sagrada por gran parte de la población indígena, incluido el presidente de izquierda Evo Morales.
Bolivia produce un 15 por ciento de los cultivos de coca del mundo. Colombia es líder con el 52%, seguido por Perú con el 32 por ciento, según datos de la Unodc.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar