fbpx
Tartagal

#Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género 2020

Desde CEMUDIS, este 25 de noviembre, expresan su “indignación y dolor por las 75 mujeres asesinadas a lo largo de este año 2020”

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. Desde el movimiento asociativo de CEMUDIS, «expresamos nuestra indignación y dolor por las 75 mujeres asesinadas a lo largo de este año 2020».

A pesar de la gravedad de esta cifra y de las constantes reivindicaciones del movimiento feminista para que los datos que reflejen las estadísticas oficiales incorporen todos los tipos de violencia, actualmente, las cifras oficiales apuntan un registro de 40 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año, dejando al margen e invisibilizando a casi la mitad de las mujeres asesinadas.Tenemos muy presentes también a las 19 personas menores de edad que quedaron huérfanas a consecuencia de dicha violencia, y a las 3 menores a las que se les arrebató la vida siendo utilizadas como una simple herramienta más para incrementar el dolor de sus parejas o ex-parejas.

En consonancia con el Convenio de Estambul, ratificado por España en 2014; la violencia contra la mujer es en sí misma una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación que debe ser revertida por los Estados. Por lo tanto, España tiene el compromiso y la responsabilidad de asegurar que los datos estadísticos y de las investigaciones oficiales recojan información relativa a todas las formas de violencia contra la mujer, no únicamente a aquellas que procedan de agresores con alguna vinculación afectiva.Escasas investigaciones a nivel nacionalPor otro lado, las investigaciones a nivel nacional sobre violencia machista son escasas y las mujeres y niñas con discapacidad suelen estar infrarrepresentadas de modo que las conclusiones tampoco reflejan la realidad que viven y los efectos que la violencia tiene en sus vidas.La Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019 publicada recientemente por la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género incorpora datos recogidos de un total de 9.568 mujeres. De las cuales, únicamente el 5,8% fueron mujeres con discapacidad. Por lo tanto, algunas conclusiones del informe final contienen sesgos importantes.

El informe concluye, por ejemplo; que las mujeres con discapacidad acreditada denuncian situaciones de violencia y buscan ayuda formal en mayor medida que las mujeres sin discapacidad. Sin embargo, según el Informe de Detección de situaciones de violencia a mujeres con discapacidad publicado el año pasado por CEMUDIS; el 72,9% de las encuestadas afirmaron que no habían denunciado nunca situaciones de violencia ante una entidad o institución.

Continuando con las conclusiones de la Macroencuesta, en la muestra de mujeres con discapacidad recogida tan solo un 2,8 de las mujeres con discapacidad entrevistadas se encuentran entre los 35 y los 44 años. Esta muestra infrarrepresenta a un sector poblacional de las mujeres con discapacidad que, además; según los datos con los que cuenta CEMUDIS, es una franja de edad que reconoce una mayor tasa de violencia.

Concretamente, el 73,9% de las mujeres entrevistadas por CEMUDIS entre los 31 y los 45 años, afirmaron haber vivido algún tipo de violencia.Esta constante invisibilización de las mujeres y niñas con discapacidad incrementa precisamente el riesgo de vulneración de sus derechos y las expone de forma exponencial a vivir situaciones de violencia.Empeora la situación de las mujeres con discapacidadDebido a la pandemia del Covid-19, la situación ha empeorado notablemente. Algunas situaciones de desventaja social, ya existentes en las mujeres y niñas con discapacidad, se han visto fuertemente intensificadas.

Las restricciones a la libertad de circulación, la obligación de permanecer en el domicilio junto con sus agresores; la dificultad de acceder a muchos recursos de apoyo, la brecha digital especialmente en zonas rurales; la pérdida de medios de subsistencia económica derivada de la precariedad laboral, la falta de credibilidad en sus demandas; la infantilización, así como la dificultad en el acceso a redes formales e informales de apoyo; entre otras circunstancias, se han intensificado en este año.El informe del Fondo de las Naciones Unidas en Materia de Población (UNFPA); sobre Impacto de la pandemia Covid-19 en la planificación familiar y poner fin a la violencia de género; pone de manifiesto que la pandemia está aumentando el riesgo de las niñas de contraer matrimonio infantil debido al cierre de las escuelas; que ha aumentado el riesgo de violencia, de embarazos en la adolescencia y de inseguridad alimentaria y financiera.Según las estimaciones del UNFPA, se pueden esperar 31 millones de casos adicionales de violencia de género este año.

 Además, 47 millones de mujeres y niñas en todo el mundo perderán acceso a los métodos anticonceptivos modernos. Esto ocasionará 7 millones más de embarazos no deseados. Así mismo, concluyen que es probable que la pandemia de Covid-19 provoque una reducción de un tercio en el progreso hacia el fin de la violencia de género.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar