fbpx
ProvincialesSin categoría

Le Pen sube en las encuestas pese a sus problemas con la justicia

Internacional

20/02/2017 Francia

Le Pen sube en las encuestas pese a sus problemas con la justicia

La policía francesa allanó este lunes la sede del partido Frente Nacional (FN) en París por un caso de desvío de fondos del Parlamento Europeo por el que se investiga a su líder y candidata Marine Le Pen, quien en un nuevo sondeo achicó las distancias con sus posibles competidores en el balotaje de las presidenciales.

Le Pen, líder del FN y eurodiputada, se negó el mes pasado a devolver los 300.000 euros que le reclama la Eurocámara por empleos ficticios como ayudantes a dos de sus colaboradores.
En paralelo, la Justicia francesa investiga desde diciembre pasado por el mismo motivo a Le Pen, que se encontraba de visita en el Líbano mientras que se produjo el allanamiento.
La noticia del allanamiento -el segundo que los agentes efectúan a su sede de Nanterre, a las afueras de París, por los mismo hechos- la difundió el propio partido en un comunicado.
"Se trata claramente de una operación mediática destinada únicamente a intentar perturbar el buen desarrollo de la campaña electoral presidencial y de atacar a Marine Le Pen en el momento en el que sube en las intenciones de voto, sobre todo en las de la segunda vuelta", declaró el FN en un comunicado, informó la agencia de noticias EFE.
A dos meses de las elecciones presidenciales, Le Pen ganaría la primera vuelta del 23 de abril, según varias encuestas, y perdería la segunda, el 7 de mayo.
Pero también es verdad que el FN es el partido que más casos pendientes por corrupción -media docena- tiene ante los tribunales por malversación y financiación ilegal.
El más reciente es el de sus 23 asistentes en el Parlamento Europeo.
En 2015, la Eurocámara tuvo sospechas de que 29 de los 60 contratos con colaboradores de los frentistas eran ficticios.
En el caso de Le Pen, la Oficina Antifraude demostró que, en efecto, cobraban pero no trabajaban como asistentes suyos Catherine Griset, su secretaria y luego jefa de Gabinete en París, y Thierry Légier, su atlético y rapado guardaespaldas.
“El Parlamento Europeo nos persigue siempre”, estimó la candidata el Elíseo la semana pasada.
La Cámara le descuenta la mitad del sueldo para recuperar los 300.000 euros defraudados que no ha querido devolver, mientras un tribunal de París le investiga por presunto “fraude en banda organizada”.
La sospecha es que el antieuropeísta FN utiliza los fondos de la Eurocámara para pagar sueldos de empleados, lograr suculentos ingresos para sus máximos dirigentes -todos ellos son eurodiputados- y beneficiar también a familiares, como ha hecho el candidato de Los Republicanos, Francois Fillon, con su esposa y dos hijos.
Pero Marine Le Pen ya tuvo en 2011 como asistente en Bruselas a su pareja, Louis Aliot, quien después fue ascendido a vicepresidente del partido y eurodiputado desde 2014.

#presitrack @MLP_officiel en tête avec 27% des intentions de vote au 1er tour https://t.co/2LFa7HnFJL @LesEchos @ORPI_France @radioclassique pic.twitter.com/Jg6Oc98jBx

— OpinionWay (@opinionway) 20 de febrero de 2017

El semanario político Le Canard Enchainé ha recordado también que el padre de Marine y fundador del FN, Jean-Marie Le Pen, logró que otra de sus hijas, Yann, fuera contratada entre 2005 y 2009 como asistente por su amigo y eurodiputado Bruno Gollnisc por 7.000 euros al mes.
La Eurocámara prohíbe contratar a familiares directos, pero Jean-Marie Le Pen eludió así la norma.
El partido, y Marine Le Pen, además, es investigado en varios casos de financiación ilegal.
Los jueces analizan por presuntos delitos todas las campañas electorales -presidenciales, regionales, locales, europeas- desde que Marine Le Pen se hizo con el control del partido en 2011.
Entre la media docena de imputados a la espera de juicio, está el tesorero del partido, Wallerand de Saint Just.
En este contexto, un nuevo sondeo de intención de voto reveló hoy que Le Pen achicó las distancias con sus posibles competidores en el balotaje de las presidenciales de Francia, aunque por ahora en cualquier escenario sigue saliendo segunda en la preferencia del electorado.
De acuerdo con el instituto demoscópico Opinionway, si en segunda vuelta Le Pen enfrentara a Fillon, perdería con el 44% de los votos contra 54% del candidato conservador, mientras que la semana pasada tenía 43% de intención de voto contra 57%.
Y si su contendiente fuera el el ahora ascendiente candidato socio-liberal Emmanuel Macron, obtendría el 42% de los sufragios contra el 58%. etiquetas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar