fbpx
Provinciales

Vuelco sorpresivo en el discurso de Trump: viajará a entrevistarse con el presidente mexicano

Nota principal

Vuelco sorpresivo en el discurso de Trump: viajará a entrevistarse con el presidente mexicano

Este miércoles, el candidato republicano se encontrará con Enrique Peña Nieto, luego de sus constantes y violentas críticas a la inimigración de México.

DOS A JUNTARSE. Peña Nieto se verá las caras con el magnate republicano.

Cuando faltan poco más de dos meses para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, uno de sus candidatos busca diferenciarse de su propio discurso para cosechar más votos: Donald Trump viaja a México para entrevistarse con el mandatario Enrique Peña Nieto, en un encuentro casi inverosímil dada la histórica beligerancia del empresario contra los migrantes de ese país.

Desde que empezó la campaña, Trump fue uno de los más fervientes opositores a las políticas de inmigración que otros sectores políticos estadounidenses plantean. Su campaña siempre estuvo marcada por un virulento discurso que lo llevó al extremo: llegó a pedir que se levante un muro a lo largo de todo el sur de su país.

Leé también: Lo pedís, lo tenés: construyeron un muro alrededor de la estrella de Donald Trump en Hollywood

El giro sopresivo de la campaña tiene un trasfondo. Desde que Hillary Clinton se convirtió en la candidata demócrata, el empresario perdió terreno en las encuestas generales. Por eso, se cree que el viaje tendrá como objetivo tratar de seducir al público latino, un sector que le niega el apoyo.

Leé también: El escándalo sexual que sacude la campaña de Hillary Clinton

El encuentro de Trump con Peña Nieto será este miércoles, mientras que más adelante el mandatario también recibirá a Hillary Clinton. "Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén", twitteó el presidente mexicano.

Invité a México a los candidatos a la Presidencia de EEUU, para conversar sobre la relación bilateral. Mañana recibo a Donald Trump.

— Enrique Peña Nieto (@EPN) 31 de agosto de 2016

Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén

— Enrique Peña Nieto (@EPN) 31 de agosto de 2016

"Acepté la invitación del presidente Enrique Peña Nieto de México, y espero reunirme con él", fue la respuesta del republicano, que muchos no creían que iría a aceptar.

I have accepted the invitation of President Enrique Pena Nieto, of Mexico, and look very much forward to meeting him tomorrow.

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 31 de agosto de 2016

HISTORIA DE UN DISCURSO VIOLENTO

Desde que es candidato, el magnate tuvo siempre una visión negativa de la inmigración. Por eso uno de sus proyectos más fuertes es suspender la entrada de personas provenientes de países relacionados, según él, con amenazas terroristas contra Estados Unidos o sus aliados. "Cuando sea elegido, suspenderé la inmigración de zonas del mundo donde existe una historia comprobada de terrorismo contra Estados Unidos, Europa o nuestros aliados, hasta que sepamos completamente cómo acabar con estas amenazas", lanzó en su momento, en una acto New Hampshire.

Leé también: Como candidato oficial de los republicanos, Trump retomó la idea de construir un muro con México

Trump: "We are going to build a great border wall to stop illegal immigration" https://t.co/CBQapIGYBS #RNCinCLE https://t.co/1lZWuVA9GP

— CNN (@CNN) 22 de julio de 2016

El mismo día en el que su candidatura fue confirmada en un gran acto político, Trump, lejos de dar marcha atrás con su belicoso contenido discursivo, insistió con la idea de construir un muro en la frontera de su país con México y aseguró que replanteará las políticas de seguridad interior y exterior.

Leé también: Un águila guerrera: el símbolo de Estados Unidos picoteó a Donald Trump

Trump coronó su inverosímil ascenso a la cumbre republicana con un discurso que tuvo como eje una retórica violenta, racista, y populista que tocó las fibras del sector ultraconservador del republicanismo ofuscado con la clásica dirigencia partidista. Para llegar hasta competir por el cargo administrativo más alto de la política, el empresario, un outsider de ese mundo, superó a 16 candidatos, muchos de ellos con buen respaldo económico.

Leé también: En Estados Unidos dicen que Trump twittea como Cristina

El encuentro con Peña Nieto tendrá una atención muy importante ya que habrá que determinar cuánto de su discurso y de sus propuestas se mantiene: Trump llegó a ser candidato con fuertes denuncias de excesos del libre comercio con México y Canadá.

Todo Noticias Todo Noticias Ver comentarios

Cerrar