fbpx
Provinciales

Hay familias aisladas en los cerros, sin agua ni alimentos

Municipios | rutas cortadas | Campo Quijano Hay familias aisladas en los cerros, sin agua ni alimentos

18 de enero 2017 – 01:30 La policía informó que hay unas 80 familias quebrada adentro, de las que no se sabe nada desde el domingo.

Jaime Barrera

  • 0
  • + – A a

{[ caption ]}{[copyright]} {[ caption ]}{[copyright]} {[ caption ]}{[copyright]} {[ content ]} {[ caption ]}{[copyright]} {[ caption ]}{[copyright]} {[ titulo ]} {[ epigrafe ]} {[ copyright ]} Alrededor de 80 familias se encuentran aisladas sin agua ni alimentos en toda la zona de desastre que comprende desde Campo Quijano hasta la zona de Alfarcito, en lo profundo de la geografía, donde sólo se llega a lomo de mula. Sesenta casas están destruidas, junto a los campos de cultivo y el ganado de subsistencia de las familias asentadas en esta parte del departamento Rosario de Lerma, en el inicio de la precordillera.Son varios los cortes producidos por aluviones en la ruta nacional 51 que aún no pueden ser despejados, lo que dificulta la tarea de los rescatistas y fuerzas de seguridad. Se estima que este fin de semana se podría habilitar el tránsito en este sector de la ruta nacional 51, siempre y cuando el tiempo lo permita.La zona crítica comienza en el "El Candado", donde se construye un nuevo puente sobre el cauce el río Toro para reemplazar la vieja traza de la ruta nacional 51.La estructura quedó apenas al descubierto por el aluvión que bajó de la zona alta, cuando estaba a unos ocho metros de altura sobre el cauce.En esa zona apenas se puede transitar. Según el relevamiento de la policía, 20 viviendas quedaron diezmadas por uno de estos aluviones que se precipitaron por la ladera del cerro."El cerro comenzó a crujir y explotó. Teníamos agua y barro por todos lados. Las vías están tapadas de barro. A las casas, el agua les llegó a un metro de altura. Nos salvamos de milagro. Todo está perdido" graficó vía telefónica Víctor Cruz, desde la zona de Chorrillos.Este es el único medio de recibir noticias de la zona de desastre. De los parajes, ubicados quebrada adentro, no se tienen noticias. Se estima que son 80 familias de las que no se pudo saber nada hasta ayer.Para colmo las vertientes de agua fueron tapadas por el barro, lo que hace más caótica la situación."La situación es más crítica de la que pensábamos. Estamos relevando la zona a cada momento. Tenemos familias sin techo a los costados de la ruta nacional 51, pero guarecidas en las casas de otros vecinos. El problema son los puesteros de zonas alejadas. No tenemos noticias de ellos. Esperemos que deje de llover, caso contrario la situación puede empeorar", explicó la comisario Liliana Viveros, coordinadora del Sector Nº 81 a cargo de las tareas de seguridad en esta zona. Hacia el Oeste, por la misma ruta, los parajes Maury, Solá, Incamayo y Puerta de Tastíl también sufrieron la violencia de la naturaleza.En esta zona los datos del desastre son alarmantes. Se sabe que hay 40 viviendas inutilizadas por la furia de los aludes que se produjeron desde el domingo en la noche y la madrugada del lunes.Por otro lado, se supo que integrantes de la comunidad originaria de Incahuasi partieron a la zona de Pascha en procura de rescatar los cuerpos de los fallecidos, Hipólito Quipildor y Bernardina Vilte.Los lugareños de San Bernardo de las Zorras han comunicado que en este sector, por donde baja el Río Pascha, están incomunicados y que en la zona de Potrero de Chañi donde funciona una escuela y su comunidad están aislados.El parte climático no es alentador. Desde Chañi, pasando por El Rosal y Pascha, los nubarrones se acomodan en la zona alta del Cerro Paño con fuertes estruendos que se hacen sentir a kilómetros. Aparecen

 Cargar más comentarios…

Cerrar