fbpx
Provinciales

Ahora, Cristina habla de inseguridad

Nota principal

Ahora, Cristina habla de inseguridad

Por Nelson Castro | Para la mayoría de la gente la palabra de Macri significó avalar, no sólo al carnicero sino a lo que hizo. Cuando el Estado falla, empieza este tema de la justicia por mano propia. Esta es la responsabilidad de la mayoría de la dirigencia política argentina.

Play

Nelson Castro Columnista Todo Noticias

El episodio del carnicero de Zárate que persiguió, atropelló y mató al ladrón puso de manifiesto lo que es la inseguridad nuestra de cada día. Es un verdadero calvario para quienes son víctimas y también para la sociedad. Todos podemos ser víctimas. Esto es producto, sin duda, de una crisis social que tiene la Argentina.

Escuchar a la exesposa del ladrón muerto fue revelador. Hay un sector de la sociedad argentina que vive en la marginalidad, que asume al delito como un derecho, como un modus vivendi, y no se hace ningún reproche.

Esto representa un cambio fenomenal. Antes había delito como consecuencia de una situación acuciante y que reconocían que no era la mejor forma de vida. Hoy hay personas que viven satisfechas de vivir en el delito.

Frente a esto, uno se pregunta qué hacer. La cárcel, tal como está, no es la solución: entran, cumplen una pena y vuelven igual. En las cárceles debe darse un proceso de rehabilitación monumental.

Cuando el Estado falla, empieza este tema de la justicia por mano propia. Horrible y absolutamente reprochable. Un sistema que transforma a la víctima primigenia en más víctima. Es lo que está pasando con el carnicero que está preso. O el doctor Cataldo Vilar, que está con un proceso judicial. Cargan con lo que es la muerte.

Esta ausencia del Estado hace que esta realidad comience a sistematizarse, algo peligrosísimo. Ya los casos no son excepcionales. Cada vez hay más personas que dicen 'Algo voy a hacer', 'Yo lo voy a atacar' o 'Si lo tengo que matar, lo voy a matar'. Además se da en personas que han sufrido 4, 5, 6, 7 u 8 robos.

Hoy tenemos que dar un discurso de poca aceptación popular en muchos sectores. Hoy cuando digo que está mal la defensa por mano propia soy sujeto de críticas. Cuando el Estado está ausente sucede esto. Esta es la responsabilidad de la mayoría de la dirigencia política argentina.

Venimos del caso del ingeniero Santos con una circunstancia social de gran desigualdad que genera resentimiento. Hay gente que no tiene otro futuro en su vida que el delito y lo peor es que está feliz y no le importa perder la vida. Cambiar esto es un desafío enorme para todos nosotros.

Sobre esto están las expresiones políticas. El presidente Mauricio Macri estuvo imprudente. Él no avaló específicamente el accionar del carnicero. Pero para la mayoría de la gente la palabra de la gente significó avalar, no sólo al carnicero sino a lo que hizo. Hay que tener mucho cuidado en este momento que la gente se está armando. Hay que trabajar fuertemente para que esto cambie.

Sin duda, el colmo del disparate lo produjo Cristina Kirchner. En un acto, la expresidenta afirmó que los medios de comunicación no muestran los hechos de inseguridad de la actual gestión y que durante su gobierno los repetían. Sin embargo, estadísticas del gobierno de Seguridad del año 2015 hablaban de 4.000 casos de homicidios dolosos y 400.000 casos de robos registrados. ¿En qué país vive la expresidenta? Ella ve otra televisión, ni siquiera ve los medios afines. Todos estamos hablando de la inseguridad como hablábamos de la inseguridad en su gobierno. Hoy importa poco donde vive. El problema es donde vivió mientras fue presidenta. Lo que ella no hizo, hoy lo pagamos. Lo que hoy vivimos es, en parte, responsabilidad de lo que Cristina Kirchner, en su distorsión patológica de la realidad, hizo durante su gobierno. Es culpable de las cosas que vivimos.

Todo Noticias Todo Noticias Ver comentarios

Cerrar